Diario de un viaje: Ruth Healy por la Vía Verde del Aceite

Ruth viajó junto a su esposo Ed el pasado octubre desde Irlanda para embarcarse en una de las aventuras más bonitas de su vida, un recorrido en bicicleta por la Vía Verde del Aceite en Andalucía. Aterrizaron en el aeropuerto de Málaga, desde allí se trasladaron en carro hasta Alcaudete, punto de inicio de su recorrido por esta vía verde. Después de acomodarse en su hospedaje, nuestros viajeros se dirigieron al Castillo. Una visita, educativa, interesante y divertida, describe Ruth, allí aprendió acerca de las guerras entre musulmanes y cristianos, lo que le permitió ampliar su visión acerca el conflicto entre estos dos poderes. A más de su gran importancia histórica, desde el Castillo de Alcaudete podemos disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

 

El día llegó y Ruth y Ed comenzaron su travesía por la Vía Verde del Aceite. Nos encargamos de proveerles las mejores bicicletas a su medida y todo el equipamiento necesario para un cómodo viaje, además de mapas e instrucciones para que su paso por la vía se ameno. Por otra parte, su equipaje sería trasladado en coche desde su hotel de partida hacia el hotel de llegada, brindándoles toda la comodidad para que pedaleen libremente por la vía.

Una agradable brisa acompañó este primer tramo de la vía, las vistas, espectaculares, un mar de olivos. De repente, Ruth nos cuenta haber visto un lince, que muy tímidamente desapareció de inmediato, Andalucía es una de las zonas en donde se han registrado varios del casi extinto lince ibérico. Se detuvieron bajo la sombra de un árbol para tomar agua y reponer fuerzas. Después, continuaron su recorrido hasta llegar a Zuheros, uno de los pueblos blancos más bonitos de España. Un poco de cuesta para llegar al destino, pero que merece totalmente la pena.

 

Después de un merecido descanso, nuestros viajeros se dirigieron a la Cueva de los Murciélagos, una impresionante formación de estalagmitas y estalactitas. Para entrar aquí, Ruth recomienda usar calzado cómodo, puesto que tendremos que bajar y subir aproximadamente 700 escalones. Pero no dejar que el nombre de esta cueva os intimide, puesto a que, en la mayoría de las ocasiones, no os encontraréis con murciélagos.

Al siguiente día Ruth y Ed pedalearon hasta Cabra. Su recorrido fue ameno, esta vez con paisajes de árboles de higo. Es importante manteneros hidratados durante el recorrido, hacer pausas para descansar y en lo posible, consumir barras energéticas, ya que os ayudará a manteneros activos y a disfrutar más del recorrido. Ruth describe la atmósfera de Cabra como eléctrica, su gente es genial, amable, amigable y alegre.

 

El tercer día y último día por la vía comenzó desde la Estación de Tren de Cabra, un hermoso edificio en donde se encontraron con otros ciclistas. El objetivo de nuestros viajeros era llegar a Puente Genil. Durante el recorrido observaron un paisaje de viñedos. Ruth nos cuenta cómo pudieron observar jinetes montando en majestuosos caballos andaluces por las viñas, además de gente local recogiendo uvas, una hermosa postal de esta zona del país. Ruth y Ed dejaron las bicicletas y se disfrutaron el resto de la tarde en su hotel en Puente Genil.

 

Al día siguiente, nuestros viajeros se trasladaron a Córdoba, esta vez lo hicieron en coche junto a su anfitrión. Córdoba es una pintoresca ciudad de Andalucía, conocida mundialmente por su Mezquita-Catedral, así que este era un punto imperdible en su travesía. Esta enriquecedora visita se complementó con un recorrido por el hermoso barrio de la Judería. Este fue el último destino que Ruth y Ed visitaron antes de retornar de vuelta al aeropuerto de Málaga, y así tomar su vuelo a Cork.

Durante su recorrido por la Vía Verde del Aceite, Ruth y Ed, a más de disfrutar de hermosos paisajes mientras pedaleaban, pudieron conocer a otros ciclistas, se hicieron amigos de sus anfitriones e intercambiaron historias. No nos cabe duda de que quienes hicieron inolvidable este recorrido para nuestros viajeros, fueron las personas con las que compartieron. Agradecemos a Ruth por compartir su experiencia y fotografías con nosotros.

La Vía Verde del Aceite es parte de la red de antiguas vías ferroviarias que han sido adaptadas para itinerarios en bicicleta, a pie y en algunos tramos, se las puede recorrer en silla de ruedas. Son opciones interesantes ya que permiten al viajero un contacto con la naturaleza, mientras realiza una actividad física y conoce destinos únicos, realizando actividades típicas de la zona junto a los mejores anfitriones. A más de la Vía Verde del Aceite, puedes revisar estas propuestas por otras Vías Verdes de España:

Muy pronto tendremos más opciones para ti.

 

Si te interesa conocer más acerca de estos itinerarios, ponte en contacto con nosotros, te presentaremos una oferta hecha a tu medida con las mejores opciones para que disfrutes de una experiencia única.

Selene Orellana

NUESTROS CLIENTES

  • Segittur
  • Ministerio de Industria, Comercio y Turismo
  • Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany
  • Agència Catalana de Turisme
  • Catalonia Convention Bureau
  • Cercle de Turisme de Barcelona
  • Fundación Europea de Ferrocarriles
  • Fundación Vías Verdes
  • Cantur Gobierno de Cantabria
  • Turismo Andaluz
  • Fundación Andalucía Emprende
  • Turisme de Sitges
  • Diputación de Jaén
  • Turismo de Sanxenxo
  • Asociación Española de Enoturismo
  • Pangea The Travel Store
  • Ayuntamiento de Vigo
  • Ayuntamiento de Andújar
  • Ayuntamiento de Baiona
  • Ayuntamiento de Cazorla
  • Comisión Europea Greenways Heritage
  • COSME Greenways4all
  • Español
  • English

TURISMO VIVENCIAL

UTILIZA ESTE ENLACE PARA TU PAGO

© 2019 TURISMO VIVENCIAL S.L. inscrita en el Registro de Turismo Andaluz con el número RTA 236023-3 | by Qastusoft